4 palancas que activan el desarrollo de tu equipo

4 palancas que activan el desarrollo de tu equipo

Hacer crecer a tu organización y a tus directivos: Sí claro, pero… ¿cómo?

La cuestión no radica en dar solamente instrucciones, sino trabajando con los propios recursos de tu equipo. En fin, la no dependencia es fundamental y me explico…Tengo muy claro que el directivo conseguiría mejores resultados de su equipo si tuviera la opción de desarrollar y perfeccionar la competencia en la gestión de talento y en la psicología del equipo.

La mayoría de ocasiones el jefe nos dice qué hacer, pero a la hora de hacerlo, en realidad no lo llevamos a cabo. Este es un problema claro de implementación.

El “tienes que… ” “debes de…” viene a ser lo que el entrenador quiere que tú hagas, pero… ¿alguien se ha preguntado cómo tú deseas llevarlo a cabo?

La clave del éxito en la actualidad es que el Manager de equipos adquiera herramientas de Coaching para trabajar a partir de los recursos de las personas:

  • ¿Qué perfiles tiene?
  • ¿En que área puede desarrollar el equipo?
  • ¿Qué tengo que escucharles y ¿cómo puedo ayudar a mi equipo a conseguir sus objetivos con sus propios recursos?

En un principio, podríamos disponer de 4 palancas para que el directivo pueda desarrollar su equipo, potenciar su talento y gestionar adecuadamente la psicología de éxito.

1ª parte. Cómo vemos las cosas.

El directivo-coach debe ayudar a su equipo a limar las dificultades que tienen en el modo de ver las cosas, y así, orientar el método más rápido y eficaz para conseguir sus objetivos.  Se trata de ir eliminando emociones negativas, ya que está comprobado que éstas provocan paralización, y por consiguiente, baja productividad, no creatividad, miedo y no compromiso. Se trata de sacarle lo mejor a ese talento que tanto te ha costado seleccionar conociendo qué es lo que realmente quiere, qué ha hecho para llegar hasta donde está y por qué lo ha hecho.

2ª parte. La comunicación consigo mismo.

Nos hablamos durante 24 horas, nuestra mente no para de hablar, ella es la que confecciona el leguaje para ver las cosas de una manera o de otra. Nuestra identidad la solemos confeccionar en base a lo que pensamos de nosotros mismos, de nuestras capacidades, valores y creencias inculcadas o confeccionadas por nuestra experiencia. Somos el espejo de nuestra memoria. Saber escuchar permite saber qué dice, cómo lo dice y qué es lo que no dice nuestro equipo. Este es el tipo de lenguaje interno que está confeccionando la persona.

3ª parte. La comunicación con los demás.

Esto significa el modo de establecer una relación-trabajo con alguien, negociar con hechos y conseguir persuadir de modo ético.

4ª parte. La gestión del tiempo.

Implica analizar lo que necesitas, establecer los objetivos y planificar con concreción. ¿Cuántos talentos tenemos en nuestro equipo y…¿Cuántos queremos encontrar?

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *