19 oct 2014

Aprender del error

errareCuando recuerdas  aquellas situaciones o conversaciones en las que no reaccionaste como a ti te hubiera gustado, remueves las mismas emociones una y otra vez. Entras en un círculo vicioso de sufrimiento y de sentimiento de culpa. Sí además empiezas a pensar lo que otros dirán o piensan de ti entras en un sentimiento de angustia y vergüenza.

Durante el viaje de tu vida son tan importantes tanto las cosas que te han salido bien como las que erraste. Todo suma. Todas las experiencias son hitos de información que te sirve para avanzar. No te permitas el lujo de desperdiciar las experiencias negativas apartándola de tu mente, sino aprovéchalas para aprender y evolucionar.

Lo que pasó, pasó; y lo que importa es que te centres en lo que estás comprometid@ a mejorar y a desarrollar para ir en la dirección que tanto deseas.

Céntrate en la dirección: nunca pierdas de vista hacia dónde vas porque la vida se trata de una carrera de fondo.

Laura Cantizano

Laura Cantizano es experta en psicología, motivación y conducta de vendedores, coach, investigadora y conferenciante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>