29 ago 2011

TE DOY LA AUTORIDAD PARA …

¿A quién le doy autoridad para aconsejarme y a quién no? ¿A quién le doy la autoridad de criticarme y a quién no?  

Conceder la autoridad a una persona, es permitirla que te aconseje, asesore, critique; En definitiva, que te ayude a tomar una decisión, personal, profesional o de ocio; Todo ello sin considerar su situación familiar, social, profesional, status, rol, etc. 

Unos ejemplos sencillos:

 Necesitas hacer un plan de clientes y tu mejor amigo trabaja realizando proyectos de ingeniería, pero nunca diseñó un plan de clientes. Que sea tu mejor amigo, ¿implica que sea la persona más indicada para hacerlo? 

Quieres comprarte un coche con un buen motor y ves en la tele un spot de publicidad donde Rafa Nadal es prescriptor de un coche por su motor, ¿Rafa Nadal es mecánico?

 Te presentan al presidente de Iberia en una cena, ¿le pedirías consejo sobre el lanzamiento de un nuevo e innovador producto para la madera, sabiendo que él nunca trabajó en ese sector?

 Tu compañero de trabajo es soltero, su filosofía de vida es no tener ningún tipo de compromiso, la duración media de sus relaciones es de unos 8 meses. ¿Es la persona más adecuada para aconsejarte sobre cómo mantener estable tu matrimonio después de 14 años? 

Con esto no quiero decir que no te puedan dar buenos consejos en un momento determinado, sino que la persona que elijas para aconsejarte o criticarte constructivamente esté en sintonía con tus valores, filosofía, con tu modo de ver la vida y que además tenga la experiencia, conocimientos e información necesaria para poder ayudarte a tomar una decisión en el terreno que desees o necesites. 

<< Muchas personas, aceptan una crítica o un consejo de alguien por ser quien es y no por lo que les pueda aportar.>>

 

¿A quién le doy autoridad para herirme y a quién no

En algunas situaciones en las que por temas políticos, religiosos, deportivos, culturales, de filosofía de vida, etc., se discrepa, se discute, o incluso se termina llegando a malos entendidos, puede ser que de manera intencionada, o no, recibas comentarios que te hagan sentir mal.

 Por ejemplo, en una negociación con varias personas de diferentes países, en la feria internacional de alimentación de Köln, me comentaron:

 -Laura, tu tienes que ser Turca.

– La verdad es que no me importaría pero soy Española, respondí.

-¿A si?, cuando fui a España todavía iban los cerdos y las vacas en el tren con las personas. ¡Uff, que asco!, seguro que no ha cambiado nada, jajaja. 

Mi diálogo interno fue:

 A ti no te voy a dar autoridad para herirme, porque “nadie puede herirme sin mi consentimiento”      Teresa de Calcuta.

Laura Cantizano

Laura Cantizano es experta en psicología, motivación y conducta de vendedores, coach, investigadora y conferenciante.

6 comentarios en “TE DOY LA AUTORIDAD PARA …

  1. Excelente artículo.
    Gracias por recordarnos que todos tenemos LA AUTORIDAD.
    Concluyo que esa AUTORIDAD es directamente proporcional al VALOR que nos damos a nosotros mismos.

    Saludos.
    JAIME.-

  2. Es necesario que comprobemos la F.O.R.M.A. (molde) de la gente, analizar lo siguiente:
    Formación espiritual – Regalos
    Opciones de corazón – Pasión
    Recursos Naturales – Habilidades
    Forma de ser – Personalidades
    Áreas de especialización – Cursos e incluso dolorosas experiencias

  3. Es verdad Laura, no ofende quien quiere sino quien puede. Y hay gente que de forma gratuita humilla, a veces din ser consciente del daño de sus palabras o tal vez si. Por educación se deberían evitar los comentarios ofensivos y despectivos, pero hay personas a las que le importa un comino hacer daño.

  4. Totalmente de acuerdo. Y uno de los equívocos que más frecuentemente ocurren es no saber pedir qué tipo de opinión esperas.
    Cuando entregamos un trabajo, un artículo, un proyecto, a un conocido con la “esperanza” de que alabe nuestro esfuerzo, corrija nuestra sintaxis, opine sobre la forma pero no el fondo, pero no se lo aclaramos, no sabemos PEDIR, nos encontramos con opiniones que luego no sabemos dónde encajar.
    Por eso es tan importante también saber PEDIR lo que realmente quieres.

  5. laura,
    Eres una mujer muy atractiva, y tambien lo eres con tus afirmaciones. Es verdad que cuando pedimos un consejo muchas veces, esperamos que nos digan lo que queremos escuchar, o que al menos nos den la razon., si es asi, estamos equivocados o buscamos el camino incorrecto para solucionar nuestras angustias., Creo que debemos ser concientes que a la persona que acudamos tiene que ser de nuestra confianza, tenga suficiente experiencia o profesionalismo del caso.
    saludos.
    johnny. desde tacna, Peru.

    1. Hola Johnny

      La conclusión final, por seguir con tu comentario, es que uno tiene que confiar en sus capacidades, cualidades y habilidades. También hay momentos en que tu le das la autoridad a alguien y finalmente no apoya tu idea, aunque tenga experiencia y conocimiento. Puede ser por sus miedos o porque no son capaces de hacer lo que tu tienes pensando. Finalmente, si crees en algo, tienes que arriesgarte a conseguirlo.
      Hay que ser fiel a uno mismo y hay que mejorar en todo aquello que a uno le sirva para conseguir sus objetivos.
      Un abrazo
      Laura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>